martes, 12 de febrero de 2013

OLEOMACERADOS


caléndula en aceite de almendras


Método Ancestral
Las plantas se recolectan en luna creciente e inmediatamente después, se ponen a macerar en aceite vegetal 40 días y sus 40 noches al sol y sereno como nuestros ancestros. 

También se pueden hacer los macerados con las plantas secas. Plantas siempre bien cubiertas con aceite vegetal para que no se pudran, que pondremos a  macerar 40 días al sol ( pero no directo, en una caja estarán bien) y sus 40 noches al sereno. Este método ayuda a que la plantas suelten su sustancia activa gracias a la dilatación y contracción de la planta.

Pasados los 40 días, el aceite coge las propiedades y el color de las plantas. Filtramos los macerados muy bien con un filtro de café y los guardamos en frascos de cristal oscuro y bien esterilizados. Ponemos fecha de envasado y los guardamos en un sitio oscuro lejos de la luz. Duran aproximadamente 1 año. 
Se puede añadir si se quiere conservar el aceite de la oxidación, unas gotas de vitamina E. 

Método en frío
Macerar las plantas secas, siempre bien cubiertas de aceite base para que no se pudran, en un tarro de cristal bien esterilizado por un mínimo de 40 días en un  sitio oscuro, seco y agitándolo a diario. Pasados 20 días de maceración, se pueden sustituir las flores, plantas, lo que queramos macerar, por otras. Lo dejamos otros 20 días hasta su filtrado. 

Método en caliente
Ponemos el aceite con las plantas, que pueden ser frescas o secas, al baño maría a fuego lento 1 hora, retiramos, guardamos y repetimos el proceso 3 días seguidos, o si no disponemos de tiempo, 3 horas al baño maría. Filtramos muy bien, etiquetamos y envasamos.


Se pueden poner una gran variedad  las plantas y/o flores, semillas, cáscaras de cítricos, verduras, resinas, etc, en el aceite base que escojamos, siempre de 1ª presión en frío, como el aceite de oliva virgen, de almendras dulces, sésamo, girasol, germen de trigo, etc, dependiendo de la utilidad que le demos.
             

      Oleato filtrado de romero en aceite de oliva  

Pueden usarse puros directamente o como ingrediente para enriquecer nuestros preparados cosméticos caseros. Podemos utilizarlos mezclados con otros aceites, como aceite de masaje, en forma de ungüentolinimento o sencillas cremas cremas cosméticas más elaboradas, jabones naturales, etc.

  • ACEITE DE CALÉNDULA:  regenerador y calmante, desinflamatorio, muy adecuado para varias enfermedades de la piel. Alivia la piel sensible e irritada,  cicatrizante, anti-bacteriano, antiséptico, astringente, hidratante y da elasticidad a la piel, mejorando la circulación de la misma. Adecuado para la piel de los bebes, ya que es muy suave. Muy bueno para las pieles maduras ya que contiene mucha vitamina A. Es muy nutritivo y reestructurante. Para heridas mal cicatrizadas, pieles inflamadas y resecas, picaduras de insectos, verrugas, contusiones, granos, quemaduras solares y llagas.
  • ACEITE DE ROMERO: anti-inflamatorio, cicatrizante, antiséptico, respiratorio y reactivador de la circulación. En masaje, ayuda en aliviar dolores musculares, anti-reumático. Propiedades revigorizantes. Tonificante y reafirmante del tejido cutáneo, astringente,.beneficioso en casos de eczemas, acné, dermatitis. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...